Foto-Stop I: Albarracín

¡Hola de nuevo!

Ya es hora de dar un poco de caña al blog. Y que mejor que empezarlo inaugurando una sección. La he titulado Foto-stop, que a partir de ahora abreviaremos como F-Stop. La esencia de la sección será contaros mi visita a algún lugar a través de una selección de fotos que haya tomado.

El primer pueblo invitado a la sección será Albarracín, situado muy cerquita de Teruel, donde fui hace unas semanas. Seguramente no es nada nuevo, pero por si hay algún despistado que aún no lo conozca, aquí dejo caer este post.

 Me habían hablado muy bien del pueblo, casi me lo habían descrito como un lugar imprescindible para sacar la cámara y no soltarla ni un segundo. Allí pude comprobar que realmente es cierto. Caracterizado por el color rojizo de las paredes, cada puerta, cada ventana cada calle, cada rincón, es digno de ser retratado. A pesar de estar muy restaurada, tiene un aire medieval que entre maderas y tachonados te transporta siglos atrás. Las calles estrechas, las escaleras, los techos a punto de tocarse, la muralla que rodea parte de la ciudad… mejor tener la cámara siempre en mano, se ahorra uno el tener que estar enfundando y desenfundando jeje. Cómo no aprovechar esta ocasión. Aquí tenéis algunos ejemplos de las mil y una fotografías que hice ese día.

ISO 200, f/10, 1/400s

ISO 200, f/9, 1/160s

ISO 200, f/9, 1/160s

ISO 200, f/4, 1/20s

Estando en Albarracín os daréis cuenta de que en muchas puertas podréis encontrar unos llamadores o aldabas con forma de dragón. Lo único que os puedo contar sobre esto es que en el escudo de un noble aparecía un dragón… si alguien sabe la historia ¡que me la cuente porfa! 😉

De dragones y mazmorras...

De izquierda a derecha:
1-ISO 200, f/5.6s,1/10s
2-ISO 200, f/5.6, 1/25s
3-ISO 200, f/5, 1/50s

 Si tenéis paciencia, antes de caer la noche os podréis encontrar con la hora azul, cuándo todas las luces se han encendido pero en el cielo sin sol aún queda un atisbo de su luz

ISO 200, f/10, 8s

Horas de colores

ISO 200, f/8, 5s

Y si tenéis ocasión, vale la pena quedarse a pasar la noche, que nos da mucho juego para hacer unas nocturnas estupendas.

ISO 200, f/10, 10s

ISO 200, f/11, 30s

Y estas son mis preferidas, tuve a mi madre posando quieta durante “nosecuantas” tomas jejeje

Ambas fotos tomadas a ISO 200, f/8, 1.6s

En fin, me lo pasé genial tomando imágenes de cada detalle de Albarracín, os lo recomiendo, y espero repetir pronto la experiencia en algún otro lugar. Lo cual me da pie a preguntaros: ¿En qué lugares habéis estado que no hayáis podido dejar descansar vuestras cámaras?

Un saludete fotomaníacos. Espero veros en la próxima entrada.

Anuncios