¡5 y Acción! Adri Navarro

¡Por fin ha llegado el día! Hoy os voy a presentar a un gran director de cortos, además de compañero de ciclo y buen amigo. En la sección ¡5 y Acción! le toca el turno a Adri Navarro.

Este director de 33 años, es un valenciano enamorado de su ciudad. Una buena persona donde las haya, aunque un poco olvidadizo (según el mismo, desordenado y caótico jeje) y un soñador de pies a cabeza. Como buen aficionado al cine le gustan todo tipo de películas, aunque sus favoritas son “Cyrano de Bergerac” y “El nombre de la Rosa”. En cuanto a directores, nada que ver con las pelis, Tarantino, Kubric y Wilder son sus preferidos.

50mm, ISO 100, f/1.8, 1/200s
Adri con su 600D, la misma que usa para sus cortos.

Después de estudiar Historia con especialidad en arqueología, hace unos 3 años le dio un giro a su carrera y entró en la escuela de cine Nucine.  Siempre he sido un lector compulsivo y desde que tengo uso de razón invento historias, y todo aquel que inventa historias quiere sacarlas por algún sitio. ¿Porqué el cine y no la literatura? Pues por el poder de la imagen. La imagen como medio expresivo siempre me ha fascinado.

50mm, ISO 100, f/1.8, 1/250s

Sus dos trabajos como director han sido cortos muy dispares: “Alguien lo sabrá”, de caracter social, y “Hambre”, un corto sobre zombies. Aunque también ha colaborado en otros cortos como “Vete” de Aurora M.Gual, “El carnicero” de Toner Ferrer y “Problemas con el arranque” de José Clarafell, además de otras muchas funciones.

“Hambre”, a punto de estrenarse, ha sido su último proyecto como director hasta el momento. Se trata de un corto sobre un zombie, a la que da no-vida (jeje) Tamara Costa, y sus padres humanos interpretados por Dionisio Martínez L. y Marga Piquer. Es un proyecto que hemos puesto todos mucha ilusión y que nos pasamos genial en el rodaje. Creo que nuestros puntos son que hemos conseguido que no sea la típica historia de zombies, gracias al maquillaje la ambientación y por supuesto las interpretaciones

50mm, ISO 800, f/1.8, 1/25s (no se como me salió nítida jeje)

Actualmente está colaborando con mucha ilusión como director de fotografía en un remake de un corto de Aurora M. Gual “Necesidades Básicas”. Un guión con mucho jugo que en su día no tuvo suficientes medios para producir en condiciones.

Además, por si fuese poco entre trabajo, cine y demás, está estudiando en el Ciclo Superior de Fotografía Artística de la EASD de Valencia (como yo jiji). Cuándo le pregunté si el paso del cine a la fotografía era definitivo esta fue su respuesta, la reproduzco tal cual porqué me encantó: No me he podido pasar a la fotografía porque ya estaba en ella. El cine sin la fotografía es como un vaso de cola-cao sin leche. Puede existir, pero es absurdo simplemente pensar en ello. ¿si pretendo centrarme más en el cine o en la fotografía?  Mejorando en uno mejoras en el otro, así que el camino no es el mismo pero transcurren muy cercanos, seguiré haciendo cine y haciendo fotografía y hasta donde llegué en cada uno de los mundos he llegado.

50mm, ISO 100, f/1.8, 1/4s (!) Desde su Canon 600D

Por último os dejo con un resumencillo que me hizo el mismo sobre el proceso de “fabricación” de un corto, que tampoco quiero cambiar ni un ápice, ya que dice mucho de como es el 😉

Cuando empiezo a escribir un guión soy muy egoísta  es mi guión, es mi corto, va a ser la leche y que a ni dios se le ocurra cambiarle una coma. Es mi particular fase egolatra, pero creo que viene bien para crear, si no crees en ti mismo nadie lo va a hacer y esas dudas se acaban reflejando en el papel. Después empiezas con el guión técnico y te das cuenta que igual modificando unas cosillas funciona mejor, comienzas a buscar al equipo, a convencerlos de que tu proyecto mola y ellos llegan aportando ideas que a ti personalmente te jode no haberla pensado tu mismo. Entonces llega la selección de actores, ves a una actriz y de repente la ves en tu personaje, deja de ser una idea para ser ella, tiene una imagen clara, una voz. Te pones en contacto con la actriz y habláis sobre el personaje, a ella le gusta el papel y te sugiere cosas que podrían enriquecer al personaje, las discutís y llegáis a una conclusión. Llegan los ensayos y en ese momento empieza la magia  lo que eran letras sobre el papel cobra vida, ya tiene una forma de sonreír y de llorar, una mirada penetrante cuando te habla, tiene el tic de retorcerse las manos cuando esta nervioso, todo esto lo discutes con el actor y llegáis a un acuerdo entre lo que quieres y como se siente él cómodo con el personaje. Llegas al rodaje y surgen nuevas ideas, todo el mundo aporta algo, todo el mundo piensa como puede sumar algo más que aportando tan solo su trabajo. Esa para mí es la magia del cine, como algo que empezaste solo en tu habitación acaba siendo una obra coral donde todos depositan su trabajo, creatividad e ilusión y te sientes infinitamente más orgulloso de algo que hubieras creado tu solo.

50mm, ISO 100, f/22, 1/30s

¡Adri! Espero que te haya gustado, muchas gracias por colaborar y aportar ideas. ¡Eres un crack!

Os recomiendo pasar por mi flickr para ver alguna foto, cuanto menos curiosa, con Adri como protagonista.

Recordad que queda una semanita para votar en los premios Bitácora 2012. ¿Me concedéis un votito? En el menú de inicio podéis encontrar el enlace.

¡Feliz puente!

Anuncios